• GlobMAC

EL PROBLEMA DE NO LEER



La “Ley del Plástico” o Ley N° 330884, aprobada en diciembre del año pasado, nuevamente entra al debate público a raíz del cobro de 10 céntimos por bolsa de plástico, algo que algunos establecimientos comerciales ya habían implementado de manera irregular antes del primero de agosto, fecha en que entraba en vigencia este cobro. Pero lo que pocos mencionan es que el impuesto al consumo de las bolsas de plástico constituye un ingreso del tesoro público y su administración le corresponde a la SUNAT.

Pero esta ley tiene otros componentes que bien vale la pena conocer y no quedarnos en ese detalle minúsculo que ahora se convierte en indignación nacional. No hay que olvidar que esta tendencia también se trasladará de manera progresiva a los envases de bebidas carbonadas que se produzcan dentro del país y para los productos que son importados.

De esta ley se puede rescatar que todos los supermercados y establecimientos similares, en un plazo de treinta y seis meses desde la vigencia de la ley, puedan entregar bolsas reutilizables cuya degradación no generen mayor contaminación. Pero el mayor logro es que la fabricación de este insumo se reduzca obligando a las empresas a mejorar sus estándares de producción con una clara tendencia de elaborar productos biodegradables, salvo para casos muy puntuales (algún tipo de alimento y para uso medicinal).

Los alcances de esta ley y su normatividad para las empresas fabricantes de bolsas plásticas y otros objetos contaminantes, serán supervisados y regulados por el Instituto Nacional de Calidad (INACAL), la misma que deberá registrar a los fabricantes, importadores y distribuidores de bolsas biodegradables. Pero su función no solo es tener un listado de empresas reguladas, sino también incentivar y fiscalizar el cumplimiento de esta ley de manera oportuna y concreta, así como exigir y supervisar que ellas tengan sus certificados de manejo biodegradables.

Que nos obliga todo esto: a mejorar nuestros hábitos de consumo, a tomar conciencia de la contaminación medioambiental que las bolsas de plástico produce, elegir lugares donde se cumpla esta normatividad, usar bolsas de tela y/o otros productos no contaminable, entre otros.

Lo que no se ha hecho hasta ahora es publicitar adecuadamente la fecha de inicio de esta normatividad y los alcances que esta ley tiene. Es momento de comenzar a leer un poco más la norma y no alterarse tanto. Ni los fabricantes de bolsas de plástico, quienes deben asumir las consecuencias de esta normatividad, han protestado tanto como los usuarios.


Escrito por: Santiago Tácunan Bonifacio

Imagen: https://noticia.educacionenred.pe/2018/12/ley-30884-ley-que-regula-plastico-un-solo-uso-recipientes-envases-descartables-165316.html

7 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo